Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

Prevención y control de la Leishmaniosis canina

Se ha demostrado ampliamente que el uso de insecticidas tópicos (especialmente piretrinas y piretroides) en forma de collares o de aplicaciones spot-on reduce la trasmisión de la enfermedad y la prevalencia de la Leishmaniosis.

Para el control de la enfermedad es importante que los perros infectados y los enfermos también sean tratados con insecticidas tópicos para prevenir la trasmisión de la enfermedad a perros no infectados.

Finalmente es importante destacar que esta medida preventiva se puede utilizar conjuntamente con otras intervenciones (vacunas), probablemente con efectos sinérgicos (EFSA, 2016).

LETI ha desarrollado LetiFend®, la primera vacuna contra la Leishmaniosis canina desarrollada en Europa con una proteína quimérica y proporciona a los veterinarios una herramienta plenamente segura.