Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

Alergia a pólenes en animales

Polen de gramíneas

Las gramíneas constituyen una familia muy extensa de plantas que crecen no sólo en praderas y pastos sino también en zonas de escombros, sobre suelos cultivados o abandonados, o bien a lo largo de las orillas de los caminos; es decir, en casi todas partes desde el nivel del mar hasta las zonas montañosas. Típicamente, las gramíneas forman parte del césped de cualquier jardín. Son las responsables de la mayoría de alergias a pólenes.

Aunque el máximo de polinización se sitúe entre los meses de abril, mayo y junio, en nuestro país es posible detectar pólenes de gramíneas durante 10 meses al año. Existe una notable relación entre el clima y la polinización de las gramíneas. Así, si las lluvias son abundantes, la concentración del polen en primavera es mayor. 

Polen de malas hierbas

Las malas hierbas, o malezas, son el tipo de plantas que crecen en los bancos de arena, en llanuras, en los bordes de las carreteras y lindes de campos de cultivo. La mayoría de las plantas que constituyen este grupo tienen su máxima polinización en verano aunque hay excepciones; la parietaria, además de ser la especie que más alergia causa, tiene un periodo de polinización largo (de marzo a octubre). 

Polen de árboles

El periodo de polinización de los árboles suele ser corto, por lo que los pacientes suelen presentar manifestaciones clínicas únicamente durante breves periodos de tiempo.

La polinización ocurre antes, durante o inmediatamente después de la aparición de las hojas, así pues, en climas moderados, la polinización concluye casi al final de la primavera, cuando los árboles están llenos de hojas. Entre los árboles con pólenes más alergénicos destacan el olivo y el sauce.

Recomendaciones para reducir la exposición a los pólenes

  • Durante la época de polinización, evitar llevar a su mascota a las zonas de abundante vegetación. Sobretodo en las primeras y las últimas horas del día.
  • Ventilar la casa durante las horas centrales del día o por la noche.
  • Evitar situaciones de alta exposición a los pólenes para su mascota como cortar el césped en su presencia. Evitar el acceso a lugares con sobrecarga de polen como graneros.
  • Cuando viaje en coche con usted, mantenga las ventanillas cerradas.
  • Evitar salidas al campo, cruzar parques y zonas verdes en épocas de mayor exposición, sobretodo los días secos, calurosos y con mucho viento.
  • Baños que permitan eliminar los alérgenos depositados en la piel.