Usamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Si continua navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información acerca de nuestra política de cookies.

Áreas
Menú
es

Dermatopatología

En dermatología veterinaria la biopsia de piel es la técnica imprescindible para poder realizar el diagnóstico diferencial o definitivo de algunas enfermedades.

Biopsia cutánea

La biopsia cutánea es una técnica indicada en general para el diagnóstico de:

  • Lesiones neoplásicas
  • Úlceras persistentes, vesículas
  • Lesiones poco frecuentes, raras o graves
  • Enfermedades:
    • que no responden adecuadamente al tratamiento
    • que requieran tratamientos largos o peligrosos
    • en las que el diagnóstico sólo se puede hacer mediante histopatología

Importante: en caso de que se envíen biopsias de un mismo animal, pero de patologías diferentes, cada una de las muestras se considerará una biopsia independiente.


Citología cutánea y citología de aspirado

  • Citología de superficie cutánea: permiten orientar el diagnóstico de algunas enfermedades autoinmunes, y la presencia de infecciones bacterianas y/o por Malassezia spp entre otras.
  • Citologías de aspirado de nódulos: permiten obtener información sobre el origen de la masa, y en ciertos casos, realizar un primer pronóstico.

Tinciones especiales

  • IPI DE LEISHMANIA: tinción especial que permite detectar los amastigotes de Leishmania.
  • PAS: tinción especial para diagnosticar dermatosis fúngicas.
  • GRAM y Z-N (Ziehl-Neelsen): tinciones especiales para detectar la presencia de agentes bacterianos y micobacterias. 
  • IPI para diagnóstico de neoplasias: Ki 67, c-kit, CD3, CD20.
  • Otras tinciones: consulte con nuestro laboratorio sobre la disponibilidad.